Creciendo juntos para alcanzar
sus metas.

Un multi Family Office atiende las necesidades financieras de varias familias y va más allá de la típica gestión patrimonial.

¿Qué es un Family Office?

Los Family Office son firmas privadas de gestión patrimonial. Su origen se remonta a la revolución industrial, cuando las familias de éxito como los Rockefeller y J.P Morgan fundaron empresas dedicadas en exclusiva a la gestión de su patrimonio familiar. Este modelo de gestión destaca por su eficiencia y optimización de recursos por lo que ha sido adoptado por las familias más exitosas a nivel internacional.

La firma K&B fue fundada por la  familia Kisvel y Berthet  para gestionar su patrimonio familiar. Gracias al aprendizaje y la experiencia ganadas durante los años de gestión, K&B evolucionó de ser un Single Family Office (para una sola familia) a un Multi Family Office.  Hoy en día K&B maneja el patrimonio de varias familias de éxito en  Latinoamérica con los mismos objetivos: proteger, desarrollar y disfrutar de nuestro patrimonio.

“K&B Family Office actúa como el centro de decisión y coordinación para ofrecer soluciones a medida de las familias que nos confían la gestión de su patrimonio”.

Maxime Berthet
CEO & Founder

¿Por qué necesito un Family Office?

Principales beneficios de trabajar con un Family Office:

CONSOLIDACIÓN

Del manejo de sus asuntos financieros, legales, tributarios, contables y fiduciarios en una sola oficina permite reducir la complejidad y los costos de operación.

COORDINACIÓN

La coordinación de los distintos servicios de gestión patrimonial alrededor de una estrategia común permite ganar control e eficiencia.

PRIVACIDAD

Trabajar con una firma privada que maneja su patrimonio garantiza la confidencialidad de su información y la seguridad de su familia.

PERSONALIZACIÓN

Porque cada familia es diferente, un Family Office adapta las soluciones a sus exigencias,  preocupaciones y deseos únicos. 

GOBERNANZAS

Un family office puede ayudar a establecer reglas y procedimientos que ayuden a mantener una buena gestión del  patrimonio entre las partes involucradas.

“PEACE OF MIND”

Delegar parcial o totalmente el manejo diario de su patrimonio a un equipo de expertos de confianza le permite ganar tiempo y tranquilidad.

En ocasiones las familias experimentan cambios internos como la venta de un negocio, la adquisición de nuevos activos, la transmisión de una generación a la otra, que requieren asesores de confianza para afrontar la nueva realidad con soluciones a medida.

La constante evolución de las reglas fiscales y contables, las nuevas regulaciones bancarias y financieras, la evolución normativa de las distintas jurisdicciones y de sus estructuras, etc, hacen de la gestión patrimonial todo un desafío, donde la velocidad y la capacidad de adaptación son claves.

Por eso muchas familias de éxito en todo el mundo confían la gestión de su patrimonio a un Family Office, una solución integral de gestión patrimonial donde un grupo de profesionales multi-disciplinar trabaja de forma coordinada para acompañar a la familia en sus decisiones de manera proactiva y  con  una estrategia largo plazo.

¿Cómo elegir su Family office?

Hoy en día trabajar con un Family Office, es la mejor forma de transmitir su patrimonio a las generaciones venideras y la solución más eficiente para su gestión. A la hora de elegir un Family Office, cada familia tiene sus propios requisitos.  Sin embargo, según nuestra experiencia se deben considerar cuatro criterios principales:

Para una comunicación eficiente es importante la cercanía geográfica, lingüística y cultural. Tener acceso rápido a sus asesores y estar en sintonía con ellos puede hacer toda la diferencia. A pesar de vivir en una sociedad digitalizada, el factor humano es primordial y nada reemplaza el contacto directo con su asesor.

Un Family Office, como su asesor de confianza, debe rendir cuentas de su gestión de manera periódica con reportes objetivos y transparentes.

De igual forma debe transmitirle de manera clara y concisa cuáles son los gastos y costos asociados al manejo del patrimonio.

Un family Office independiente, que no forma parte de un grupo bancario puede trabajar de manera imparcial, sin influencia externa  evitando así los conflictos de intereses.

El patrimonio de una familia exitosa es diverso y  su manejo es complejo.  Un family Office es realmente útil  y eficaz si puede ofrecer un abanico de servicios de gestión patrimonial con expertos in house. Este enfoque holístico es la mayor fortaleza de un Family Office.