¿Qué es la asignación de activos y por qué es importante?

¿Qué es la asignación de activos?

La asignación de activos describe cómo se distribuyen los fondos de una cartera entre diferentes clases de activos, como acciones, bonos, bienes raíces, materias primas, capital privado y deuda privada; los cuales implican diferentes niveles de riesgo y retorno y, desempeñan funciones muy diferentes dentro de una cartera diversificada.

La ponderación de cada activo debe cumplir con los objetivos financieros del inversor: maximizar el rendimiento de la cartera conservando su solvencia y respetando su tolerancia al riesgo.

Estrategias de asignación de activos

La decisión de asignar activos dentro de una cartera es el primer paso en el proceso de gestión de la cartera y probablemente evolucionará a lo largo del tiempo.

El efectivo y los activos líquidos generalmente contribuyen a la seguridad y la flexibilidad, mientras que los valores de renta fija tienen como objetivo proporcionar estabilidad e ingresos regulares. Las acciones ofrecen el potencial de crecimiento necesario para alcanzar los objetivos de rentabilidad.

Existen varios enfoques para la asignación de activos:

  • La gestión “pasiva” se basa en una ponderación objetivo de cada activo de la cartera que no varía con el tiempo. El reequilibrio periódico asegura no desviarse de él. El objetivo de esta estrategia es crear una asignación de activos que ofrezca un balance óptimo entre riesgo y retorno esperado en un horizonte de largo plazo.
  • Por el contrario, la gestión “activa” ofrece la posibilidad de ajustar dinámicamente la asignación de activos en la cartera. Cada activo tiene una asignación de objetivo inicial, pero el administrador puede desviarse de ella dentro de un rango de asignación autorizado, generalmente entre el 20% y el 80%. Esta mayor libertad de gestión ofrece una mayor flexibilidad y la posibilidad de aprovechar las oportunidades de mercado que surgen en el corto plazo. Este enfoque tiene como objetivo aumentar el rendimiento esperado de la cartera al tiempo que mitiga el riesgo mediante el ajuste estratégico de la asignación de activos.

La selección del tipo de modelo de asignación depende de cada inversor según el horizonte de tiempo de inversión y su apetito de riesgo, pero el objetivo permanece constante: intentar maximizar la rentabilidad minimizando el riesgo. Es una compensación riesgo-rendimiento para crear la cartera óptima para el inversor.

Carteras estándar por estrategias de asignación de activos


Como se explicó anteriormente, la asignación de activos que funcione mejor para un inversor en cualquier momento de su vida dependerá en gran medida del horizonte de tiempo de la inversión y de su capacidad para tolerar el riesgo.

La asignación de activos ideal es la combinación de inversiones, desde las más agresivas hasta las más seguras, que obtendrán el rendimiento total que necesita con el tiempo respetando su tolerancia a la volatilidad y tolerancia al riesgo.
Fuente: David A. Hammer. Asignación dinámica de activos: estrategias para los mercados de acciones, bonos y dinero, Roger C. Gibson. Asignación de activos: equilibrio del riesgo financiero.

Consideraciones Generales

Un elemento indispensable a tener en cuenta a la hora de definir la asignación de activos de una cartera es la importancia de la diversificación. Incluir categorías de activos con retornos de inversión que se mueven hacia arriba y hacia abajo en diferentes condiciones de mercado ayuda al inversor a evitar pérdidas significativas. La diversificación interviene en varios niveles: diversidad de instituciones financieras, tipo de instrumentos financieros, sectores de inversión, países de exposición, divisas, etc. Todo será mucho más eficiente si todos estos parámetros complejos están estratégicamente coordinados.

En tiempos de volatilidad del mercado, una estrategia de asignación de activos es aún más crucial. De hecho, permite una gestión flexible de la cartera que puede adaptarse a las cambiantes condiciones económicas.

Un reequilibrio periódico de las carteras garantiza que siempre se adapten a las necesidades cambiantes de los inversores en materia de gestión de capital.

K&B Family Office puede ayudarlo a encontrar la mejor asignación de activos de acuerdo con su perfil de inversión

Si bien la asignación de activos es fundamental para una estrategia de gestión de patrimonio a largo plazo, requiere una comprensión total de los diversos vehículos de inversión disponibles en el mercado. También requiere una estricta disciplina para ceñirse a la estrategia de inversión, especialmente en situaciones de mercado extremas, y una amplia capacidad para controlar las emociones. Por todo ello, muchos inversores confían la gestión de su cartera a un asesor profesional.

Gracias a un análisis personalizado de sus objetivos y perfil de riesgo, el equipo de expertos de K&B Family Office puede ayudarlo a obtener una imagen más clara de la estrategia de inversión óptima y brindarle soluciones de cartera administradas activamente para impulsar los rendimientos esperados. La forma más fácil de comenzar es con una reunión de 30 minutos con uno de nuestros asesores.

Louise Laborde
Senior Portfolio Analyst

Para Mayor Información:
info@kb-familyoffice.com

 

Septiembre, 2020

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp