La auditoría o diagnóstico patrimonial como herramienta clave de la planificación patrimonial.

Al igual que vamos al médico periódicamente para hacer un chequeo completo de nuestra salud, la auditoría o diagnóstico patrimonial nos permite conocer el estado de salud de nuestro patrimonio. Es una de las herramientas más atractivas de los Multi Family Office.

Para conocer más de este tema hablamos con Maxime Berthet, CEO de K&B Family Office, firma que lleva más de trece años operando en Latinoamérica desde su central en Panamá.

-¿Cómo empieza un diagnóstico patrimonial? Cada firma cuenta son sus propios métodos y procesos. En nuestro Family Office, empezamos con una conversación privada entre nuestro cliente, su asesor y el Family Officer. El objetivo de esta reunión es entender las necesidades de nuestro cliente expresadas con sus propias palabras. Igual que una conversación entre un doctor y su paciente, es fundamental comenzar a construir una relación de confianza. Después de esta reunión preliminar se presenta al cliente una propuesta de auditoria en varios aspectos de la gestión patrimonial donde identificamos una necesidad.

-¿Qué aspectos se analizan en un diagnóstico patrimonial? Cada cliente constituye un caso diferente. Por lo general son aspectos legales, fiduciarios, contables, inmobiliarios, fiscales, financieros, entre otros. Lo importante es tener la capacidad, el expertise y las herramientas necesarias para poder ofrecer soluciones integrales para cada caso.

-¿Qué ventajas tiene realizar el diagnóstico patrimonial en un Multi Family Office? Continuando con el paralelismo de la relación médico-paciente, cuando necesitamos hacer varias pruebas médicas la solución más eficiente es hacerlas en una misma clínica y con un mismo doctor. Un Family Office, como el nuestro, cuenta con un equipo multidisciplinar capaz de atender todas las necesidades en un mismo lugar. Lo que permite al cliente tener una mejor coordinación entre los distintas ramas de la gestión patrimonial.

-Una vez hechas las etapas preliminares, ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Tras la aceptación de la propuesta por parte del cliente, se coordinan varias reuniones con nuestros expertos de forma confidencial. Se listan todos los componentes del patrimonio desde bienes inmuebles, cuentas bancarias, cuentas de inversiones, hasta pólizas de seguros, participaciones en negocios, entre otros. El objetivo es entender como los activos están organizados y controlados: por ejemplo si los bienes están a titulo personal o bajo sociedades, si el cliente cuenta con una holding o una entidad legal (tipo fundaciones de interés privado o fideicomiso) que permite proteger los activos, si existe un testamento, si tiene todos los documentos importantes tales como testamento, pólizas, acciones de sociedades etc. en un lugar seguro, si recibe un reporte consolidado periódico de todos los activos que tiene en diferentes entidades bancarias etc. Este inventario, a través de las preguntas y repuestas del cliente, será determinante para el éxito del camino y alcanzar los objetivos deseados. Es el corazón de nuestro trabajo.

Al final de este ejercicio, se le presenta al cliente un diagnostico completo que se parece a un FODA pero aplicado a una persona física, que analiza las debilidades y fuerzas del patrimonio así como sus oportunidades y amenazas. Finalizamos el diagnostico con nuestras recomendaciones en cada rama de la gestión patrimonial. Es como nuestra receta (pero legible): una Hoja de Ruta que sirve de guía estratégica y que permitirá al cliente entender lo que alcanzará, cómo,  en cuánto tiempo y a qué costo.

 

Maxime Berthet
CEO & Founding partner

Para Mayor Información:
info@kb-familyoffice.com

Agosto, 2020

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp