Cambio generacional que perpetúa el legado de K&B Family Office.

Romain Dromard agarra el testigo de Maxime Berthet como CEO tras más de diez años trabajando juntos en el sector de Wealth Management en Latinoamérica.

K&B Family Office fue fundada en 2007 para manejar el patrimonio de la familia Kisvel & Berthet. Después de años de experiencia y buenos resultados decidió convertirse en una firma Multi-Family Office, ayudando a otras familias e individuos de éxito a proteger y multiplicar su patrimonio. K&B Family Office es actualmente un conglomerado de empresas especializadas en gestión patrimonial y cuenta con servicios fiduciarios, legales, contables, financieros e inmobiliarios, entre otros.

Romain Dromard comenzó en la rama de inversión y ha ido desarrollando su carrera dentro de la firma hasta convertirse en una pieza clave de la operación. El pasado cuatro de enero el comité ejecutivo le designó como nuevo CEO, cargo que refleja el compromiso que ha tenido con la firma y que materializa la responsabilidad que ha estado asumiendo estos últimos años.

Otra gran noticia para la firma es el nombramiento de Karyne Mora y Jorge Ávila, Head of K&B Legal Services y Head of K&B Trust Services, como socios K&B Family Office.

Estos cambios son reflejo del crecimiento y los buenos resultados que ha obtenido la firma en los últimos ejercicios. Incluyendo el pasado 2020, donde pese a la inestabilidad global generada por la pandemia, la firma ha conseguido muy buenos resultados para sus clientes.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp